dilluns, 23 de maig de 2011

Sembradores y recolectores

Un par de compañeros me han hecho recientemente comentarios sobre Hispana, portal o recolector que da aceso a 3,185,358 objetos digitales de 147 repositorios.

La voluntad de Hispana es clara. Hispana: “reúne las colecciones digitales de archivos, bibliotecas y museos conformes a la Iniciativa de Archivos Abiertos que promueve la Unión Europea y cumple en relación a los repositorios digitales españoles funciones análogas a las de Europeana en relación a los repositorios europeos, es decir, constituye un agregador de contenidos de las bases de datos de colecciones digitales.”

No sé encontrar los antecedentes de Hispana, y, sin razón, me resisto a creer lo que me cuenta Francisca Hernández que se estableció en 2006. Pensaba yo que era anterior porqué me acuerdo de haberlo estado comentando con Xavier Agenjo bastante antes de la creación de Recolecta

Hispana es un buen proyecto, como o es Europeana a nivel europeo. Europeana ha sabido alejarse de la posición inicial, victimista y anti Google, para constituirse en un proyecto integrador (bibliotecas + archivos + museos) de los países Europeos. Hispana hace (acertadamente) lo mismo: bibliotecas + archivos + museos de los diferentes ámbitos españoles.

Establecer depósitos digitales no es fácil. Se tienen que vencer visiones ancladas en el pasado y reticencias con respecto las nuevas reglas del futuro. Hacerlo es sembrar: es plantar hoy la semilla (digital) para recoger mañana el fruto (su uso y su reutilización). Ha habido quien se ha especializado en la siembra, y lo ha habido quien lo ha hecho en la recolección. Pero el recolector inteligente protege al sembrador (y el mezquino solo se aprovecha de su trabajo). El Ministerio de Cultura está entre los primeros, ya que, al mismo tiempo que recolecta con Hispana, ayuda a los ‘sembradores’ con las Ayudas para la creación y transformación de recursos digitales y su difusión y preservación mediante repositorios.

En la línea de integración de objetos digitales procedentes de fuentes diversas en un solo portal, recomiendo un viaje a las antípodas. La Biblioteca Nacional de Australia ha puesto en funcionamiento Trove, donde se pueden encontrar 239.180.339 recursos en línea, australianos y de todo el mundo. Trove integra en una sola consulta: periódicos y revistas, libros, fotografías, objetos, música, vídeo, mapas, cartas, archivos y páginas web. Las búsquedas pueden limitarse a documentos disponibles en línea, a contenido australiano o a materiales disponibles en determinadas bibliotecas (gracias esto último a la participación de las bibliotecas australianas en WorldCat).

2 comentaris:

Xavier Agenjo ha dit...

Tienes razón, Lluis. En cualquier caso, antes he puesto un comentario (tal vez un poco largo) con las correspondientes precisiones bibliográficas; pero no se ve. O he hecho algo mal, y se ha perdido,o está pendiente de moderación

Lluís Anglada ha dit...

Xavier Agenjo dice:

Tienes razón Lluis, hablamos de ello en un curso organizado en Vitoria por la gente de Dialnet. La fecha a la que se refiere Paca no es la de entrada en producción del ROAR, que es como se llamaba, sino de su presentación oficial en las Primeras Jornadas [y últimas] de Preservación Digital [http://travesia.mcu.es/portalnb/jspui/bitstream/10421/1466/1/mariaantonia_carrato_jpd.pdf]. Escribimos también una comunicación en la que se mencionaba el proyecto del Ministerio, un año antes y probablemente redactada todavía unos meses antes también. Te pongo la referencia La recolección de metadatos (metadata harvesting) y su aplicación en España [http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=1249919]. En ese artículo se hablaba del proyecto del Ministerio como digo y del proyecto precursor de las TDX. Hay, incluso un artículo de 2001, y lo que es más sorprendente, un proyecto de OAI en la Biblioteca Nacional, aunque allí no se enteraron de ello.