dilluns, 10 de gener de 2011

Sueños, valores y esperanzas para promover las bibliotecas

Las guerras las causan los poetas, nos decía Javier Cercas en su novela Soldados de Salamina, porqué solo las ideas que ellos expresan tienen la fuerza de movilizar las personas hasta matar o hacerse matar. Nos movemos por lo que creemos (y por lo que queremos), no por lo que dicen explícitamente los mensajes, diría Lakoff, así la gente apoya a las bibliotecas no porqué las use, sino por qué las considera valiosas para el desarrollo de su comunidad como muestra el estudio de OCLC.

Valga lo anterior para justificar que quizá sea más efectivo publicitar las bibliotecas a través de los sueños y las utopías que concitan que con tristes argumentos materialistas. Así lo entienden nuestros colegas del ALA que en el American Libraries de 12.21.10 publican 12 ways libraries are good for the country, un artículo que apareció como un artículo en la misma revista en 1995 y que ahora ha sido adaptado y actualizado por Leonard Kniffel y del que os ofrezco una traducción a continuación.

1. Las bibliotecas sostienen la democracia. Las bibliotecas proporcionan acceso a la información y puntos de vista múltiples para que las personas puedan tomar decisiones responsables sobre las políticas públicas. Con sus colecciones, programas y la experiencia profesional, los bibliotecarios ayudan a sus usuarios a identificar datos precisos y autoritativos y a usar recursos de información de forma sabia para mantenerse informado. La biblioteca pública es la única institución de la sociedad estadounidense que tienen por objetivo protegerse contra la tiranía de la ignorancia y la conformidad.

2. Las bibliotecas derriban fronteras. Las bibliotecas de diversos tipos ofrecen servicios y programas para personas de todos los niveles de alfabetización, para lectores con poco o ningún conocimiento del Inglés, para niños, estudiantes, personas mayores, reclusos, personas empobrecidas, y para personas con discapacidades físicas o de aprendizaje. Las bibliotecas nos liberan de las vallas que obstruyen nuestra visión y nuestra capacidad para comunicarnos y educarnos a nosotros mismos.

3. Las bibliotecas igualan oportunidades. Proporcionando acceso a recursos de información y la tecnología disponible a todos, independientemente de los ingresos, clase o formación de las personas, las bibliotecas igualan las oportunidades y ayudan a cerrar la fractura entre ricos y los pobres. Las bibliotecas unen a la gente y ponen sus recursos a disposición de toda la comunidad, sin importar el estatus social de cada uno. En los Estados Unidos las bibliotecas tienen más público que los restaurantes McDonald's.

4. Las bibliotecas valoran a las personas. Las bibliotecas permiten elegir entre los puntos de vista principales y los alternativos, entre los conceptos tradicionales y los visionarios y entre las perspectivas monoculturales y las multiculturales. Las puertas de las bibliotecas se abren para el pensamiento independiente y sin prejuicios. Las colecciones de las bibliotecas y sus servicios ofrecen la perspectiva histórica, cultural y política mundiales que se necesitan para fomentar un espíritu de exploración que desafíe a la ortodoxia y el conformismo.

5. Las bibliotecas nutren la creatividad. Proporcionando un ambiente que estimula la curiosidad, las bibliotecas crean oportunidades para el aprendizaje no estructurado y para el descubrimiento azaroso. Las bibliotecas como depósitos que son no sólo de los libros, sino de imágenes y de una amplia variedad de formatos, ofrecen acceso a la memoria acumulada de la humanidad. El personal de la biblioteca suministra estos recursos a través de la biblioteca física, la web, y servicios de extensión.

6. Las bibliotecas abren las mentes jóvenes. Los bibliotecarios infantiles y de jóvenes ofrecen horas de cuentos, charlas sobre libros, actividades de lectura de verano, planificación profesional, proyectos de arte, concursos de juegos y otros programas para estimular la imaginación juvenil. La visita de los niños a una biblioteca puede transportarlos de lo cotidiano a lo extraordinario. Los bibliotecarios infantiles, desde la hora del cuento para niños hasta el asesoramiento en la elección de estudios universitarios, marcan la diferencia porque se preocupan de las necesidades únicas del desarrollo de cada individuo que acude a ellos en busca de ayuda.

7. Las bibliotecas devuelven la inversión hecha. Las bibliotecas ofrecen grandes beneficios a las comunidades que sirven, entre 1.30 y 10 $ en los servicios prestados por cada 1 $ invertido en ellos. Las bibliotecas públicas y escolares fuertes hacen que una ciudad o pueblo sea más atractivo como un lugar donde emplazar empresas. Los estadounidenses se han llevado en préstamo un promedio de más de siete libros al año de las bibliotecas públicas y esto les cuesta unos 34 $ en impuestos, cantidad que equivale aproximadamente a lo que cuesta un solo libro de tapa dura.

8. Las bibliotecas construyen comunidades. La gente se reúne en la biblioteca para encontrar y compartir información, experiencias y para experimentar con las artes y los medios de comunicación y para participar en discusiones de la comunidad y en juegos. No hay ninguna definición que cubra bien lo que hace la biblioteca. Bibliotecas y colecciones especializadas trabajan para la comunidad de estudiosos, la comunidad de personas sordas, la comunidad gay, la comunidad de amantes de los jugos y para muchos otros. Las bibliotecas validan y unifican; salvan vidas, tanto literalmente como por preservar la memoria de esas vidas.

9. las bibliotecas apoyan a las familias. Las bibliotecas ofrecen a padres e hijos un lugar alternativo para mejorar las actividades tradicionalmente realizadas en el hogar, proporcionando lugares donde hacer los deberes, colecciones para los padres, programas post escolares, actividades de refuerzo de la lectura y de alfabetización temprana. Al igual que las familias a las que sirven, las bibliotecas se están adaptando en todas partes para hacer frente a los desafíos económicos y sociales del S. XXI. En las bibliotecas, las familias encontraran a profesionales dedicados a organizar servicios para familias, ofreciendo una variada selección de materiales para que pueda ser usado por gente de diferente formación.

10. Las bibliotecas forman habilidades tecnológicas. Los servicios y programas bibliotecarios fomentan el pensamiento crítico y las habilidades de alfabetización informacional. Casi el 100% de las bibliotecas estadounidenses ofrecen acceso a Internet y ayudan en la resolución de problemas, las preguntas científicas, el pensamiento interdisciplinario, el uso de los medios de comunicación, la productividad y la capacidad de liderazgo, el compromiso cívico, la conciencia mundial y de la salud y la conciencia ambiental. Los usuarios de las bibliotecas buscan empleo en línea, pulen currículums vitae con procesadores de texto, llenar solicitudes, buscan nuevas profesiones, se apuntan a cursos de formación y buscan ayudas financieras. Las bibliotecas públicas sirven como centros de tecnología ofreciendo una amplia gama de ordenadores e Internet de acceso público y sin coste alguno para los usuarios.

11. Las bibliotecas ofrecen un santuario. Proporcionando una atmosfera propicia para la reflexión, las bibliotecas inducen una sensación de serenidad y de trascendencia abre la mente a nuevas ideas e interpretaciones. En la biblioteca no tenemos que rendir cuentas a nadie. Podemos estar solos con nuestros pensamientos, fantasías, esperanzas y sueños privados y somos libres para alimentar lo que sea más valioso para nosotros con la compañía silenciosa de otros que comparten nuestra búsqueda. Las bibliotecas son lugares donde los ordenadores y las bases de datos ofrecen un acceso superior a la información y lo hacen en un ambiente luz y texturas favorecido por una arquitectura y diseño bellos.

12. Las bibliotecas preservan el pasado. Las bibliotecas son depósitos de la historia de la comunidad, de narraciones orales y de registros audiovisuales de los hechos y la cultura. Cuando estos recursos locales se digitalizan se ponen en línea en forma de bibliotecas digitales, las comunidades y las culturas pueden compartir experiencias a miles de kilómetros de distancia. Las bibliotecas, los ordenadores y la tecnología nos permiten comunicarnos a través de la distancia y del tiempo con los vivos y los muertos. Una biblioteca es un milagro puesto a disposición de todos gracias al trabajo del bibliotecario que hace una descripción minuciosa de los documentos y los pone en acceso público. Las bibliotecas preservan el conocimiento y ayudan a sus usuarios a que este tenga sentido en la era de la información.

¿Alguien dijo que la sociedad estadounidense era materialista?

2 comentaris:

teresa ha dit...

Per la meva experiència personal subscric gairebé d'una forma plena el contingut dels 12 apartats. Destacaria la tasca d'ajudar a desenvolupar el pensament i l'esperit democràtic.
Gràcies per publicar aquest document

Lluís Anglada ha dit...

Gràcies pel comentari. Fa dies que hi penso però no m'has convençut. Refugi és més material, santiari més espiritual.

I la novel·la de Faulkner Sanctuary, sempre la tradueixen per Santuario o per Santuari.

En fi, que la idea és clara, però.