diumenge, 25 de maig de 2008

La cooperación según Chimo Soler

La entrada a este blog del 23 de mayo sobre un diálogo alrededor de la cooperación en las 11es Jornades Catalanes d’Informació i Documentació recibe un comentario de Chimo Soler que merece ser destacada. Chimo fue uno de los tres protagonistas de la mesa redonda pero parece que el ‘principio de incertidumbre’ le afectó menos que a mi. Chimo, sobre la cooperación, dice: 1.El empuje de Internet, la edición digital multimedia y la cooperación han provocado una crisis en los sistemas de producción, distribución y acceso a la cultura. Actualmente la cooperación es imprescindible como actitud y puede ser negativa si se ignora que se hace generalmente ser más competitivo. En una sociedad de redes, no es posible el éxito sin cooperación, pero planteamientos ingenuos de la misma desvirtuar la cooperación, como recientemente se ha comentado sobre algunas universidades americanas respecto a proyectos de gran atractivo social Google-books y otros. 2.El mundo digital deslocaliza la cultura trasladando lo que se hacía en el espacio físico y social de las instituciones culturales, las librerías, bibliotecas a otros entornos sociales y abriendo nuevas oportunidades de mejora. Los ejemplos citados en las jornadas como la participación social para dinamizar las bibliotecas, la difusión de novedades y peticiones en Flikr, clubs de usuarios, redes de intercambio de inteligencia bibliotecaria sobre uso adecuado de las tecnologías, redes de conservación de Patrimonio bibliográfico y documental-fotos local, relación directa de los autores con grandes repositorios que actúan como editoriales y distribuidores, etc. generan lo que se llama "La fricción del cambio" puede afectar a algunos sistemas jerárquicos más conservadores que se sienten inseguros ante el avance de las redes sociales, con el consiguiente riesgo de desintegración del sistema y 'emigración' del talento, tan fácil en Internet. 3.Costes de no cooperar. La ausencia de cooperación adecuada en red puede producir paradojas, como que nuestras bibliotecas y usuarios paguen a empresas de EEUU como Google-Libros, Amazon o Yahoo por acceso a publicaciones digitales cuya financiación social se ha hecho en una región, incluso en la propia Universidad. No sólo es necesaria una red cooperativa para abaratar las compras sino crear oportunidades, por ejemplo, plantear un sistema de producción y comercialización propia e integrada lógicamente en los grandes sistemas como los citados. La conservación del Patrimonio bibliográfico y cultural familiar es ahora más importante que nunca. Además de la publicación científica, pueden plantearse problemas con la memoria social: la desestructuración social puede eliminar en una sola generación la memoria familiar de sus cinco generaciones anteriores (Fotografías antiguas, archivos y correspondencia familiar, libros y revistas). 4.Cooperación como sistema interinstitucional, los grandes y los pequeños. En lo relativo a cooperación en TIC y respecto de la dimensión, al tamaño de la institución, la actividad en instituciones pequeñas produce sensación de aislamiento y falta de perspectiva pero agilidad y motivación para innovar, en las grandes cualquier cambio presenta unos costes altos de conseguir el consenso, más en apuestas arriesgadas. Por eso el menor tamaño se beneficia de mayor cooperación por la serenidad que da la perspectiva, el intercambio de experiencias y la energía que aporta la pérdida del aislamiento. Las instituciones de mayor tamaño se benefician de la proximidad, facilidad y rapidez en la innovación de los núcleos pequeños, por lo que un sistema cooperativo a diversas escalas, donde los grandes aportan medios y los pequeños pilotan experiencias, es un sistema de cooperación sumar+sumar sostenible y muy competitivo globalmente. 5.La protección e impulso del talento. La innovación requiere densidad de inteligencia y agrupar a los mejores para que se realimente y camine hacia la excelencia. Un efecto secundario e importante de la cooperación es la protección y crecimiento del talento mediante su concentración. El actual momento de cambio de hábitos de los usuarios y fuerte competitividad exterior, los cambios adaptativos de los pioneros se pueden percibir como un riesgo. Internet y la web 2.0 están acelerando reacciones al conectar en tiempo real y de forma asíncrona experiencias, inquietudes y personas, es necesario que las experiencias de éxito sean asimiladas por el conjunto del sistema. 6.Cooperar y competir con los grades sistemas en Internet. Es absurdo demonizar los excelentes productos como Yahoo, Youtube, Messenger, etc. que nos satisfacen como usuarios y permiten la sostenibilidad y mejora del uso de Internet. Sin embargo, el escaparate que da la visibilidad en los grandes buscadores con miles de millones de consultas mensuales, o la participación en redes sociales globales, puede combinarse con nichos en los que el usuario atraído permanezca en su espacio de proximidad cultural y mantenga el sentimiento de pertenencia a su comunidad. La federación de estos nichos a diversas escalas: de zona, local, universitaria, regional, lingüística o cultural facilita el sentimiento de pertenencia y la participación activa del usuario, que no siente la necesidad de salir de ella para encontrar lo que busca y beneficiarse de su aporte al crecimiento de la misma al encontrarse con un público afín. 7.Los sistemas federados, buscadores, comunidades en bosque, microformatos de etiquetado semántico para la fusión y difusión de información, videoconferencias proyectadas regional e internacionalmente, tecnologías mixtas (mapas, fotos, agendas, directorios, repositorios y archivos digitales…) generan economías de escala en casi todas las fases de la acción cultural evitando el parasitismo. La regla básica es: si no lo encuentras en mi comunidad, aquí tienes los resultados de mis colegas. Además, el productor de contenidos se beneficia de la existencia de las comunidades profesionales e interdisciplinares, de ocio y negocio, locales e interregionales, que, ha diferencia de las redes generalistas globales, constituyen sus nichos de consumo de producto. 8.El reconocimiento, el recolçament , es un intangible de gran valor para la sostenibilidad de la innovación tecnológica en el ámbito cultural. La cooperación interdisciplinar e interinstitucional facilita la innovación, presenta menores resistencias y facilita el reconocimiento. 9.La sostenibilidad de la ciencia, la cultura y la transferencia de tecnología. Los actuales cambios tecnológicos, empresariales y de hábitos sociales en el sistema de producción, difusión y recomendación de lectura y audiovisual, condicionarán y condicionan ya mismo el sistema de transferencia de tecnología (que se realiza en buena parte a través de Internet) de una universidad ya en crisis demográfica y de integración global y la sostenibilidad de las industrias culturales de masas modeladas a partir de los años 60 del siglo XX. 10.Las circunstancias de este ciclo, la crisis económica y presupuestaria, la integración en Bolonia en 2010, el crecimiento espectacular de la Internet Iberoamericana, la competencia de difusión del conocimiento y la explosión del multimedia digital en el consumo cultural... cambiarán radicalmente el escenario de cooperadores y competidores eliminando a muchos jugadores del escenario real de la competencia científica y cultural en el mundo real.